Prensa
Prensa
Descubre que estamos haciendo.
Las empresas buscan un nuevo perfil profesional: Talento Ágil.
Los talentos ágiles son reconocidos por disfrutar las novedades, se involucran en la búsqueda de nuevas formas, disfrutan el viaje y no temen cometer errores.

Muchos profesionales pasan sus vidas buscando estabilidad laboral, buscando la sensación de llegar a un lugar seguro y cómodo. Pero la estabilidad muere por miedo al riesgo y nos lleva al estancamiento, y eso no es lo que el mercado necesita para que ocurra la innovación y la economía continúe creciendo.

Precisamente algunas de las conclusiones a las que se llegaron en la Reunión Nacional de Líderes del Mañana 2019, organizada por Cia de Talentos en asociación con McKinsey & Company, es que las compañías están buscando un nuevo perfil profesional, ¡talentos ágiles!

Los talentos ágiles son reconocidos por disfrutar las novedades, se involucran en la búsqueda de nuevas formas, disfrutan el viaje y no temen cometer errores hasta que puedan aprender.

Por lo tanto, solo este estilo profesional podrá hacer frente a la tecnología y sus constantes cambios, en un contexto donde la automatización y la inteligencia artificial ya no son tendencias, sino una realidad.

Según la investigación realizada por McKinsey & Company muestra que menos del 10% de los trabajos en el mundo pueden ser 100% automatizados. Lo que indica que, si bien su trabajo no se extinguirá, tenga en cuenta que gran parte de el será automatizado y la forma en que trabaja hoy será muy diferente.

Por consiguiente, independientemente del valor que presente su plan de estudios, lo que se tendrá en cuenta a partir de ahora son sus habilidades de aprendizaje y sus habilidades socioemocionales para tratar con otros a través de la inclusión y la empatía, como la humanización y la diversidad también estará presente en el futuro del trabajo.


¿Cómo aprender y ser un talento ágil?

De acuerdo a la investigación de McKinsey & Company, las nuevas tecnologías se aplicarán a las funciones analíticas y los colaboradores serán reubicados para tratar estas innovaciones en los procesos de gestión.

Los profesionales tendrán que combinar tecnología, negocios y habilidades interpersonales. Esto indica dos factores importantes sobre el futuro de los profesionales. Primero, el talento ágil no significa él que es más rápido en lo que hace, sino él que se adapta mejor y que tiene la necesidad de aprender.

Los talentos ágiles son profesionales que se involucran voluntariamente en nuevos modelos de acción, son proactivos, flexibles y de diversos intereses en lo que respecta al conocimiento y las nuevas habilidades.

En segundo lugar, el mercado ahora insta a desarrollar habilidades cognitivas para lidiar con el nuevo software y maquinaria, y / o desarrollar sus habilidades socioemocionales, incluida la empatía y la forma en que se relaciona con los compañeros de trabajo.

Por supuesto, las organizaciones también tendrán que adaptarse. Solo en una empresa flexible y consistente con las demandas exigidas, los colaboradores tendrán la oportunidad de desarrollar y aplicar estas nuevas habilidades. Empresas que estén dispuestas a innovar.

Pero ¿cómo desarrollar la capacidad de aprender de nuevo?

Debemos admitir que el modelo educativo tradicional ha afectado la forma en que aprendemos con pasión. Pasamos años escuchando a una sola persona hablar sobre un tema en particular, la mayoría de las veces, incapaces de preguntar o reflexionar sobre lo que estaba sucediendo.

Crecemos creyendo que el conocimiento siempre está por delante de nosotros, pero nunca dentro de nosotros.

Este formato minó nuestra curiosidad y alegría al aprender cosas nuevas. En la escuela, nuestros errores se clasificaron como "vergonzosos" y determinantes de nuestro nivel de inteligencia. No es de extrañar que haya tanta resistencia para aprender nuevos conocimientos, cuando aún las mismas empresas castigan el error.

Los talentos ágiles se caracterizan por perfiles profesionales que no temen cometer errores, buscando aprender de cada falla. Les apasiona el descubrimiento y se divierten creando nuevas líneas de razonamiento.


Y ¿cómo ser un talento ágil? a continuación algunos consejos para incentivar el aprendizaje:


Para aprender, necesita estar bien: El primer paso es comprender que, con un cuerpo mal cuidado, no hay energía para aprender. Revise y fortalezca su dieta, hidratación, tiempo libre, ejercicio y especialmente su sueño.

Descubra lo que necesita aprender: Investigue su negocio y profesionales en su área para conocer las tendencias en su mercado. Qué conocimiento debe adquirir y cómo hacerlo. Es importante enfocarse en un aprendizaje a la vez, practicar y evaluarse, antes de pasar a otro contenido.

Su cerebro responde a los estímulos: Como un músculo, se fortalece con el ejercicio. No compare a alguien en su empresa con pensar que tiene más capacidades que usted. Todos los cerebros sanos tienen potencial de aprendizaje. Solo necesita concentrarse en lo que desea estudiar y practicar, practicar, practicar.

El secreto de la práctica: Los neurocientíficos han revelado que una de las mejores prácticas sobre el nuevo contenido es enseñarle a alguien lo que está aprendiendo.

Averigüe de qué modelo de estudio absorbe mejor la información: No solo lea libros, vea vídeos, tome notas, busque foros de discusión, grupos de estudio, escuche audiolibros, escriba resúmenes. Convierta el estudio en un laboratorio de investigación personal sobre cómo se siente mejor aprendiendo y divirtiéndose con cada nuevo logro, trayendo una memoria emocional positiva sobre el aprendizaje.

Incluye diversidad en tu vida: Tendemos a relacionarnos con un perfil de personas como nosotros, esto bloquea nuevas formas de ver la vida y, por lo tanto, limita la construcción de soluciones. Busca diferentes grupos, conoce y relaciónate con personas que no le interesarían, y sorpréndete con los resultados.

Pregunta: Pregúntese diariamente sobre diferentes temas, pero no se limite a un conocimiento inmediato. Desarrolle pensamientos críticos compartiendo su apreciación sobre determinados aspectos.

Abrase a nuevas experiencias: Paracaidismo, aprenda un nuevo idioma, viaje a un lugar cultural, haga trabajo voluntario. Permítase vivir situaciones sin precedentes. Esto creará nuevas vías neuronales en su cerebro que estimularán tu capacidad de absorber nuevo contenido.

Autoconocimiento: No hay forma de relacionarse bien con sus colegas profesionales si no hay una relación íntima con usted mismo. Busca mentores para que te ayuden en este proceso.

Comunicación no violenta: El término desarrollado por el psicólogo Marshall Rosenberg, ha alcanzado prominencia en los negocios. El estudio cuestiona nuestra forma de comunicarnos y presenta herramientas prácticas sobre cómo relacionarse con empatía. Con la creciente necesidad de humanización en las empresas, este es un tema que vale la pena estudiar.

Tómate un descanso: Con tantos estímulos diarios, una mente llena de pensamientos no tiene espacio para absorber contenido de calidad. Investiga las diversas formas de meditación y encuentre la que mejor se adapte a su perfil.

Estos son solo algunos puntos simples pero esenciales para comenzar a remodelar la forma en que aprendes. En cualquier situación, lo importante es comenzar.


Sofia Esteves

Presidente Grupo Cia de Talentos.



Natalia Godoy Consultores Organizacionales

Comunicaciones

Tel: (571) 6194616

Dir: Calle 123 No. 7-07 Ofc 303, Bogotá-Colombia.