Prensa
Prensa
Descubre que estamos haciendo.
Cómo la inteligencia artificial impacta la gestión del talento Humano.
La influencia de las tecnologías cognitivas y la robótica en las organizaciones se ha visto acelerado en el último año, transformando la forma de gestión el talento y los negocios.

Mucho se ha hablado de lo qué es la Inteligencia Artificial y cómo incide en el mundo de los negocios, pero realmente ¿cuál es su impacto en las áreas de Gestión Humana? Supondrá ¿una amenaza? o por el contrario ¿Una oportunidad?

Para hablar de este tema es necesario comprender que la IA está cada vez más presente en nuestro día a día. Cuando hablamos con el Smartphone usando los asistentes virtuales de voz como Siri de Apple, Alexa de Amazon o Cortana de Microsoft, o aplicaciones para móvil tales como Lyli; un personal shopper en versión digital, Parla; concebida para ayudarnos con el aprendizaje de idiomas, o cuando abrimos una cuenta bancaria, escribimos en un chatboot y utilizamos en el trabajo, un software de CRM estamos usando, en mayor o menor medida, Inteligencia Artificial.

Para el contexto organizacional, surgen tecnologías que permiten la automatización del trabajo cognitivo y ayudar a los colaboradores en su trabajo, especialmente aquellos relacionados con trabajos intelectuales o que requieren considerable dosis de conocimiento, como son las profesiones médicas y legales, en donde cada vez más los trabajadores utilizarán la IA como herramienta de diagnóstico. Aplicaciones que permiten el reconocimiento de emociones por medio del procesamiento avanzado de imágenes o el procesamiento de datos de audio, se encuentran a disposición de las compañías, todas con un objetivo en común: facilitar la vida de las personas.

En consecuencia, las grandes empresas van a invertir más en el desarrollo de esta tecnología, mientras que las más pequeñas ya la están implementando en su gestión para mejorar la eficiencia, reducir los costes y ser más competitivas.

Según el último informe de GP Bullhound, se estima que casi una tercera parte de las compañías van a incorporar la inteligencia artificial en sus procesos a lo largo de este año, mientras que otro de Microsoft señala que la mayoría de las empresas cuenta con proyectos piloto de Inteligencia Artificial, aunque sólo un 20% ha ido más allá de su fases iniciales de pruebas de concepto.

Una de las grandes ventajas de la automatización de proceso a nivel interno de las organizaciones, es que puede ahorrar el tiempo de los miembros del área de Gestión Humana. La tarea que un colaborador pasa horas realizando, se podría reducir a minutos mediante la IA, permitiendo que su trabajo se centre en tareas más creativas y estratégicas.

De acuerdo con datos de la firma de consultoría Accenture, las compañías que utilicen inteligencia artificial y colaboren en conjunto con su personal, podrán aumentar sus ingresos un 38% y el empleo en un 10% de aquí al 2022.

Incluir de manera efectiva Inteligencia Artificial en los procesos de Talento Humano también contribuirá a agilizar procesos y hacer más eficientes las tareas diarias, mejorar la experiencia de los colaboradores cambiando procedimientos, estructuras y relaciones dentro de la organización, mediante nuevos sistemas avanzados, aplicaciones y herramientas.

Por supuesto, la IA implicará cambios y evolución de roles, donde es esencial que los equipos de Gestión Humana ayuden al negocio a evolucionar en este cambio de contexto, y para ello deberán ser los primeros en transformase digitalmente para no quedar rezagados en el camino y ser eje en la estrategia de negocio.

La aplicación de la inteligencia artificial en Gestión Humana.

La influencia de las tecnologías cognitivas y la robótica en las organizaciones se ha visto acelerado en el último año, transformando la demanda de perfiles profesionales y de habilidades.

De acuerdo a un informe realizado por World Economic Forum, el 65 % de los estudiantes que están comenzando su vida académica hoy en día trabajarán en puestos que no existen aún. Muchos de estos trabajos, seguramente, estarán relacionados con el aprendizaje informático y el análisis predictivo. Es por esto que los profesionales de Gestión Humana necesitan comenzar a informarse hoy sobre los cambios tecnológicos que están impactando la gestión de personas, para que puedan estar preparados y enfrentar de mejor forma los desafíos del mañana.

Estos son algunas de las aplicaciones y retos que tendrán las áreas de Gestión Humana si desean usar la IA en sus procesos:

- Talent Acquisition. Con la inteligencia artificial se puede realizar ajustes predictivos de mayor precisión mediante algoritmos establecidos según el contexto de la propia organización y su cultura.

El sistema es capaz de calcular un "valor del empleado/a" a través del que se puede monitorizar y gestionar el talento de un modo sin precedentes, bien sea comparándolo con los requisitos de cualquier otro puesto o con los resultados de otras personas tanto de adentro (colaboradores) como de afuera de la organización (candidatos).

También con la IA se puede decodificar entrevistas hechas en vídeo y proponer candidatos, utilizar chatbots para estar en contacto con candidatos y utilizar técnicas de reconocimiento facial para entender las emociones de los candidatos durante una video-entrevista.

Con esta tecnología, el análisis clásico del ajuste persona - puesto supone una menor precisión y alcance. El reto para Gestión Humana entonces, es cómo implementar de manera efectiva la IA para lograr predicciones más fiables y exactas con un mayor ajuste.

- Learning & Development.- Las empresas necesitan que el conocimiento se transfiera rápidamente de unas personas a otras, donde se maximice la productividad, se potencie el talento, se favorezca la colaboración sin límites entre personas de distintos puestos y la información relevante fluya por canales rápidos y accesibles.

Esto hace necesario que la estructura organizacional sea lo suficientemente flexible, dinámica, eficaz y fiable con múltiples vías de canalización para lograr una comunicación transparente con los colaboradores.


- Employee Engagement: La tecnología permite favorecer la cantidad y calidad de las interacciones sociales. Su monitorización y análisis es un gran reto para calcular en tiempo real el valor de las personas, y acompañarlas al éxito en el futuro, que será también el éxito de la empresa.


- Performance Management: Gran parte de la dificultad en la evaluación del desempeño se ha atribuido a los sesgos en el lugar de trabajo. Estos comportamientos, conscientes o inconscientes, pueden influir injustamente en la evaluación de la contribución de una persona a una organización.

Cuando se utilizan algoritmos de IA para medir el rendimiento de un individuo, se evitarán sesgos tales como: Efecto récord, en el que un gerente puede estar influenciado por el desempeño reciente de un integrante del equipo en lugar de normalizarlo durante todo el periodo de evaluación. Efecto de contraste, en el que el rendimiento de un individuo se percibe en comparación con otros en lugar de compararlo con los estándares acordados.

Un artículo de Siddharth Shekhawat habla sobre los chatbots impulsados ??por AI que pueden facilitarles a los gerentes conseguir información procesable sobre el desempeño de los colaboradores al realizar automáticamente comentarios de retroalimentación.

La Inteligencia Artificial, entonces, surge como una oportunidad para transformar los negocios e incentivar una forma de colaboración diferente, donde las áreas de Gestión Humana entran a jugar un rol clave para poder maximizar el potencial de estas tecnologías y minimizar los impactos adversos que estas pueden tener sobre la fuerza laboral. Está demostrado que estas tecnologías son más efectivas cuando son usadas como un complemento a las capacidades humanas y no como un sustituto.


Comunicaciones

Tel: (571) 6194616

Dir: Calle 123 No. 7-07 Ofc 207- 304, Bogotá-Colombia.